Fernando-Cabrera-cardiologo-malaga

Fernando-cabrera-cardiologo-malaga
Cardiólogo

Blog del Cardiólogo Fernando Cabrera Bueno (Málaga)

Blog sobre cardiología y atención sanitaria de las enfermedades del corazón

Preguntas frecuentes acerca del tabaquismo

1. Introducción y reflexión sanitaria

morguefiles tabaqusimoSabemos sobradamente que el tabaquismo es la principal causa evitable de muerte prematura en los Estados Unidos y Europa. Los fumadores tienen mayor riesgo de desarrollar muchos trastornos crónicos, incluyendo la aterosclerosis –la acumulación de sustancias grasas en las arterias que puede conducir a la enfermedad cardiaca coronaria (angina e infarto de miocardio) y al accidente cerebrovascular (trombosis y hemorragia cerebral), entre otras enfermedades.

Podemos modificar o controlar los siete principales factores de riesgo para la enfermedad coronaria, que son:

  • Tabaquismo,
  • niveles altos de colesterol,
  • hipertensión arterial,
  • inactividad física/sedentarismo,
  • sobrepeso u obesidad,
  • diabetes,
  • la dieta.

Para los principales factores disponemos de medidas o fármacos que reducen el riesgo, ayudando a controlarlos, pero no sucede lo mismo con el tabaquismo. Sus efectos no podemos compensarlos con medidas, ya sean farmacológicas u otras.

Como se ha descrito, fumar por sí mismo aumenta el riesgo de enfermedad coronaria, pero también:

  • disminuye la tolerancia a la actividad física,
  • aumenta la tendencia a la coagulación de la sangre,
  • disminuye el colesterol HDL (considerado o llamado coloquialmente “colesterol bueno”).

Y además este riesgo aumenta considerablemente si tiene una historia familiar de enfermedad cardiaca.

El tabaquismo también crea un mayor riesgo de enfermedad arterial periférica (obstrucción de las arterias que llevan sangre a vísceras y miembros inferiores, con la aparición de isquemia intestinal y de claudicación en las piernas ante la deambulación) y de aneurisma aórtico (dilatación de la aorta, principal vaso sanguíneo que lleva sangre oxigenada desde el corazón a la mayor parte del cuerpo), e incluso el riesgo de enfermedad coronaria recurrente después de la cirugía de bypass.

imagesEl tabaquismo, como se ha mencionado anteriormente, es también un factor de riesgo importante para el accidente cerebrovascular. Inhalar el humo del cigarrillo produce varios efectos que dañan el sistema cerebrovascular. Las mujeres que toman anticonceptivos orales y fuman aumentan su riesgo de accidente cerebrovascular significativamente.

Las personas que fuman puros o pipas también tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte que los no fumadores. También es importante evitar el humo de otras personas. El vínculo entre el humo de segunda mano o de fumador pasivo y la enfermedad es bien conocido, y la relación con la muerte cardiovascular también está clara. Cada año cerca de 34 000 adultos mueren de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos causada por el humo de otras personas. El riesgo de accidente cerebrovascular para los no fumadores que están expuestos al humo como fumadores pasivos se incrementa en aproximadamente un 20-30 por ciento.

Todo lo que hasta aquí se ha mencionado es el efecto del tabaquismo a nivel cardiovascular, pero hemos de recordar que es principal causa de diversos cánceres y enfermedades respiratorias, aunque no nos extenderemos en estos aspectos.

 

2. ¿Qué hacer entonces? ¿Vale la pena dejarlo si llevo años fumando?

Hasta aquí, este articulo no aporta más que información de lo malo que es fumar, cosa que conocemos por diferentes vías de información, pero quizás además de concienciar de lo nocivo del hábito, debemos prevenir el inicio del hábito y facilitar el abandono del mismo. Y a partir de aquí expongo algunas ideas.

Si se tiene una enfermedad cardíaca, se puede pensar: "¿De qué sirve ya que deje de fumar ahora?" Pero esto no debe der motivo de desánimo, ya que los beneficios son inmediatos desde el primer día de dejar de fumar.

  • tabaco stop A los 20 minutos de haber dejado el cigarrillo ya se empiezan a notar los efectos, y es que nuestro ritmo cardiaco se normalizará, así como la presión sanguínea, que estará en niveles más normales.
  • A la 8 horas de haber dejado el cigarrillo conseguiremos que los niveles en sangre del monóxido de carbono y de oxígeno se normalicen, haciendo que nos notemos mucho más vigorosos y en mejor estado.
  • Simplemente a las 24 horas de haber dejado de fumar disminuye el riesgo de padecer un infarto por el tabaco. A las 48 horas de haber dejado el cigarrillo de lado las terminaciones nerviosas se acostumbran a la ausencia de nicotina, con lo que desaparece técnicamente el conocido como síndrome de abstinencia. A esto hay que sumar que recuperamos el olfato y el gusto.
  • A las 72 horas el efecto en los pulmones se empieza a notar, ya que los bronquios se relajan aumentando la capacidad pulmonar. Esto hará que respiremos mucho mejor, además de que los pulmones comenzarán a eliminar la suciedad contenida a causa del tabaquismo
  • Del medio mes a los tres meses los efectos son mayores, y es que mejorará la circulación, la capacidad deportiva y la respuesta del organismo, así como la capacidad pulmonar, que será un 30% mayor.
  • A los 9 meses de haber abandonado el hábito de fumar disminuirá la tos, la fatiga, la respiración mejorará. A esto hay que sumar que mejora el estado general y la capacidad pulmonar para limpiarse, haciendo que disminuyan las infecciones.
  • A los 5 años de haber dejado de fumar el riesgo de padecer una enfermedad cardiaca es igual que el de una persona que no ha fumado nunca. El riesgo de tener una enfermedad pulmonar disminuye a la mitad.
  • A los 10 años de haber dejado este vicio el riesgo de tener una infección pulmonar es similar al de los no fumadores. Lo mismo sucede con el riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, laringe, páncreas, vejiga…

 

3. Vale, fumar es malo, y vale la pena dejarlo aunque lleve años, pero me pregunto: ¿Es seguro para mí usar productos derivados del tabaco para ayudar a dejar de fumar?

Ningún producto derivado del tabaco es totalmente seguro. Estos derivados no deben ser usados para sustituir el hábito de fumar ya que el uso a largo plazo aumenta moderadamente el riesgo de un ataque al corazón, accidente cerebrovascular fatal y ciertos tipos de cáncer. También es adictivo; los usuarios de derivados del tabaco a menudo experimentan los mismos síntomas de abstinencia que las personas que dejan de fumar cigarrillos.

 

4. ¿Qué pasa con los cigarrillos electrónicos?

cigarro electronico cardiologiaNo hay suficiente investigación para demostrar que los cigarrillos electrónicos pueden ayudar a dejar de fumar. El impacto en la salud a largo plazo de su uso aún no se conoce. Aunque probablemente sea menos tóxico que el consumo de cigarrillos, el vapor del e-cigarrillo o cigarrillo electrónico todavía puede contener ciertos niveles de sustancias químicas tóxicas, nicotina y metales, y no están regulados claramente por la FDA en EE UU, ni en la UE.

Primero debe tratar de dejar de fumar utilizando las estrategias y medicamentos para dejar de fumar. Si los esfuerzos con estos tratamientos no funcionan, puede hablar con su médico acerca de los cigarrillos electrónicos como una posible alternativa transitoria o puente al abandono del consumo de tabaco. Si cambia de un cigarrillo tradicional a un e-cigarrillo, ésta no debe ser una solución a largo plazo. Aún debe trabajar para identificar y comprometerse con una determinada "fecha de dejar de fumar" para ambos, los tradicionales y los cigarrillos electrónicos.

 

5. ¿Que medicamentos debería elegir para ayudar a dejar de fumar?

Todos los medicamentos funcionan bien si ayudan a una persona a dejar de fumar.

Si asocia fumar con tener algo en la boca, puede hacerlo mejor con el chicle de nicotina.

El parche de nicotina suministra de forma continua durante 16 horas mientras está despierto, o 24 horas si se utiliza un parche que ha usado toda la noche.

Si usted no ha tenido éxito con otros productos de nicotina, el spray nasal o inhalador también pueden ayudarle. Un medicamento de prescripción sin nicotina, tal como el hidrocloruro de bupropión o la vareniclina, puede ayudar a mucha gente y puede ser utilizado conjuntamente con los otros medicamentos de nicotina. Hable con su médico acerca de qué medicamento podría funcionar mejor para usted.

 

6. ¿Estos medicamentos evitan subir de peso?

Los medicamentos pueden retrasar el aumento de peso. Aunque la mayoría de los fumadores ganan menos de 4 kilos después de dejar de fumar, el aumento de peso puede ser un problema para algunas personas. Se puede limitar la ganancia de peso con actividad física regular y la elección de las comidas más adecuadas, con menos calorías.

Más información en www.heart.org

Auditor experto del Comité Científico y Editorial ...
Coautor del estudio médico sobre alteraciones elec...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Puedes enviarme un comentario o hacerme una consulta directa. Estaré encantado de atenderla.
¿Ya estás registrado? Accede desde aquí
Invitado
Miércoles, 22 noviembre 2017

Imagen Captcha